Translate

Monday, January 28, 2013

Sobre el Maltrato········································"ARTÍCULO 27"

Nos cuesta a veces abordar estos temas por lo que conllevan de sufrimiento, pero jamás hay que mirar a otro lado ante el sufrimiento y dolor ajenos. El sufrimiento humano, provocado por otros humanos existe. Aunque no nos guste. Aunque odiemos admitirlo. Aunque imaginemos mundos perfectos.
El sufrimiento humano provocado por humanos existe. 
Uno muy preocupante es el maltrato psicológico y emocional infantil. (Que suele extenderse cronológicamente con el crecimiento y puede prolongarse durante la vida adulta).
Siempre se produce en el seno de la familia, con la connivencia de sus miembros. Silencio. Normalmente uno de los progenitores (y no tiene por qué ser el padre), soluciona sus propios problemas mediante el maltrato sistemático al hijo. Sus propios problemas son, odio, exceso de ira, frustraciones, y amarguras, falta de auto control, mala gestión de los impulsos, inmadurez. Factores estos producto de una psicología deficiente en la que no tiene por qué intervenir el consumo ni el uso de sustancias estupefacientes, ni consumo de alcohol. Son perfiles personales de grave patología que deberían estar en tratamiento constante y profundo, y cuyo entorno social puede ser elevado o medio.
Sobre ese silencio por parte de otros miembros de la familia, cabe señalar que es un lastre que la persona en crecimiento arrastrará toda la vida. La marca y el sello de una patente del terror. La incapacidad para relacionarse normalmente con otras personas estará entonces garantizada. 
El abuso continuado mediante frases que golpean el alma del niño con el odio que proyecta el adulto, le harán crecer ajeno a la realidad, porque es en otra realidad mejor donde el niño busca refugio para sobrevivir al terror.
El terror le dará falta de confianza en sí mismo para siempre. Más la falta de estímulos. Porque ese terror a las voces del odio va siempre acompañado de aseveraciones del tipo "no sirves para nada", y reproches ante los que el menor no se puede defender y que siempre van destinados a mostrarle lo poco o nada que vale, lo mejor que son los otros, y lo mal que lo hace todo, más la culpa y responsabilidad que siempre tiene respecto de cualquier cosa.
Y estoy hablando sólo del mal psicológico y emocional. Porque si además va acompañado de palizas ocasionales bajo el pretexto "es que tiene un carácter que me provoca" "me saca de quicio", "se lo busca", "es su culpa"... 
El complejo de culpa que se desarrolla fuerte, creciente y sólido, irá con él por siempre, crece con la persona y se convierte en el tormento de toda una vida. En un combate que no se resuleve hasta que la persona no es capaz de matar a esa falsa e impostora, mala conciencia, que alguien en su día inventó para él.
Es decir, a alguien se le podría comentar perfectamente sobre su progenie: "tienes un inútil porque has creado un inútil, felicidades".
Para esperanza cabe reseñar que muchos niños maltratados se convierten en adultos muy útiles y capaces para la sociedad y para su propia descendencia. La ecuación Psicópata=a niño maltratado no siempre es aplicable. De hecho las estadísticas le dan un bajo porcentaje. Claro que pude ocurrir. Pero lo normal suele ser lo contrario. 
Un hijo maltratado puede aprender la técnica opuesta. Dar amor y comprensión sin límite para contrarrestar el daño que le hicieron a él.
No obstante hay otro problema. De carácter emocional.
Una pareja donde se produce el maltrato siempre tiene (aunque no es fácil), el recurso de separarse. Divorcio. Pero... ¿Cómo puede divorciarse el hijo de los padres? De producirse que se producen, son los peores y más destructivos. Exiten casos en que la víctima es expulsada directamente del grupo familiar. Porque la cobardía y el temor, el desiterés, las malas influencias, o los intereses diversos, hacen que sea más fácil posicionarse contra la víctima que contra el acosador. Aunque haya calumnias de por medio, maldades, y toda clase de mezquindades.
La víctima queda en estado de desamparo. Y debe andar con un trauma muy grave que se puede prolongar muchos años, y anular cualquiera de sus capacidades, o todas. Hasta que sucumbe o levanta cabeza. 
Antropológicamente se define como omisión del deber de socorro. Y constituye una falta moral muy grave. Pero queda así mismo, en falta moral. Sin cargo ni condena. Porque ya sabemos lo que se opina en nuestra sociedad. Cada uno en su casa.... Entre padres hijos y hermanos no ponga usted sus manos...
Por todo ello insistir ante el hecho, nadie debe callarse ante la evidencia o sospecha de un maltrato infantil o adulto, por supuesto. Pueden salvar una vida, simplemente. Un pequeño gesto de apoyo puede significar un bálsamo para el alma entera, de quien sufre en silencio. Esa salvación puede ser incluso, la del propio observador, testigo. Porque, ¿Puede uno que sabe el mal que ha hecho con su mutismo, inmovilidad y no intervención, ser capaz de mirarse al espejo diariamente durante el resto de su vida sin sentir remordimientos? 
Tal vez sí. Dependerá del alma que tenga. Naturalmente. 
En cualquier caso las injusticias por mezquindad y pobreza de espíritu, jamás deben ser toleradas. 
Tal vez esto sea como gritar en el desierto. Pero a veces es bueno gritar aunque sea en el desierto.
Mi convencimiento personal es que hay personas no demasiado enteras que no deberían estar capacitadas para engendrar nada. 
Sin embargo la biología va por su lado mientras que la mente va por el suyo. Así que debemos repudiar el maltrato humano producido por otros humanos.
Repudiarlo y combatirlo. Nada más que eso.

Callada






2 comments:

Vicent said...

Perfecte article, molt aclaridor i constructiu, mira, jo de vegades pense que fem coses que van a port, alhora (ja saps que jo sóc una mica boig i vident, o vicent com vulgues, he, he, he...)i alhora les coses que fem no van enlloc, és una mica com la contradicció paradoxal que és la vida, però sí que crec, perquè conserve una mica de seny, que les coses que fem, diem, o sentim i pensem fan el seu camí, i no està bé que un pare, per molt benintencionat que estiga o siga porte pel camí que ell vol al seu fill, el fill ha d'equivocar-se per si de sol, jo sé que és difícil de pair això, i que de tant en tant un xicotet carxot o un: _Ja està bé! no van malament, però tot depèn del tipus de pare i de l'edat i perill real del fill, estic pensant en un fill que comença a tontejar amb amics que consumeixen droga, el pare o mare ha de ser dur i implacable, els meus pares ho van ser, però no amb colps sinó posant-me el terror i la llàstima del drogoaddicte en el meu cap o cos, i tot i amb això he tingut ocasions de prendre heroïna, i he dit no, per això que t'he dit això del principi, sembla que hi ha un destí i un lliure albir tots alhora, en un miracle intermedi, ara, no tinc fills i no m'han esbatussat mai els meus pares, ma mare de tant en tant un carxotet però m'ho he pres sempre amorosament, i mon pare mai, mai.
És molt complicat ser pares i tu que ets de mare saps molt més que jo en aquests casos i ens pots il·luminar millor que el que jo podria amb mil llibres fer d'ensenyant, no hi ha cosa millor que xafar el propi camí per a aprendre i sentir, viure en definitiva, i això va per a pares, alguns dels quals haurien d'aprendre abans d'ensenyar, perquè ho necessiten, com per a fills que han d'equivocar-se per ells mateixos, i per això la por a la mort ha de sobrar tant en un pare, fill com en una persona.
Però si jo tinguera un fill seria diferent el meu discurs, lògicament, hi tindria por pels perills que hi poguera passar el meu fill.

Bé, una forta abraçada des del barri de Russafa de València a tu i a tota la família i al Teatre.

Petons d'amic

Vicent

Isabel Laso said...

Doncs m'agrada molt la teva anàlissi de l'article. M'agrada i m'anima a seguir escrivint o possant el dit a la llaga.
Jo crec que ets una persona meravellosa i que així seríes igualment com a pare.
Jo crec que el problema dels maltractadors va directament lligat a la seva immaduresa i falta de respecte per la resta. Hi ha casos més greus que altres, és clar, com un que conec. Però has dit una cosa que és una gran veritat, i principi fonamental per a la formació i la maduració d'una persona: el dret a equivocar-se. Jo soc mare vetlladora, i em preocupo, i tot el que calgui, però els meus fills no s'han vist mai control·lats ni anul·lats, crec que els hem ensenyat a decidir per sí mateixos.
El dret a decidir i a equivocar-se és fonamental perquè construeixen a la persona amb bases sòl.lides. Equivocar-se dóna lloc a l'aprenentatge, i per a equivocar-se s'ha de poder decidir abans. És un tot que aquells que avasallen no contemplen perquè l'únic que entenen és que tot és de la seva propietat i per tant tot ho han de control.lar.
Clar que moltes vegades un pare s'ha de posar seriós i marcar advertiments, i possar límits... Però tot dintre de l'amor i el respecte per la criatura.
Gràcies Vicent, per passar-t'hi.
I m'agrada molt això de Vicent-Vident....
Molts petons!!!!