Translate

Friday, June 25, 2010

"Largando Amarras" una novela de Agustín Mamolar


LARGANDO AMARRAS
... del muelle de un pasado imperfecto.
de Agustín Mamolar

Editorial GRUP LOBHER
2009. La Rioja.
336 pags
Castellano
ISBN: 9788493520199







Sinopsis:

Ana, periodista de profesión, muere en un atentado terrorista que tiene lugar en el Gran Bazar de Estambul, donde se halla realizando un reportaje sobre el Arte Otomano. El protagonista, Mateo Ulloa, marido de Ana y periodista como ella, es un ser sensible y contradictorio que sufre una profunda crisis tras la muerte de su mujer, ya que Mateo se culpa por no haber estado con ella, pues, a pesar de su insistencia, el opta por ir a navegar a Canarias con un amigo.


Más sobre el argumento de "Largando Amarras" AQUÍ.

Opinión:


Estamos ante una novela de reencuentro con uno mismo. Donde el ser debe enfrentarse a su existencia para comprender cuál es el sentido de la misma y el camino que debe tomar para vivirla. El protagonista no sólo se reencuentra sino que se redescubre y acepta que el pasado debe quedar atrás para poder seguir adelante. Su autor nos ofrece sin duda, una lección de vida además de una aventura inesperada, pues es a través de la decisión de seguir adelante como tiene lugar la aventura insospechada que lleva a averiguar cosas nunca tan siquiera imaginadas. A veces nadie es lo que parece.


El amor de Agustín Mamolar por su Bilbao natal y el mar, la mar, como él repite en una especie de vaivén acunador como sus olas, que se tornan bravías tal cual corresponde al Cantábrico y a la acción que se va desencadenando, aparecen bellamente ligadas a las escenas que se suceden, a veces como retazos de poesía capaz, en la narrativa de Agustín, de trasladar ese gran afecto que aprehende su alma al papel para el disfrute del lector.


El Autor:

Además de escritor es ingeniero industrial. Durante un largo periodo de su vida, su profesión le ha llevado a viajar constantemente. Ha visitado con asiduidad Marruecos, Francia, Estados Unidos de América, Argentina y Brasil.

A estos países habría que añadir otros destinos que ha recorrido por curiosidad o por necesidades profesionales menos frecuentes.

En los viajes personales ha compatibilizado medios como la bicicleta, la marcha y el barco, con el coche, el avión o el tren para los desplazamientos largos.

Reside en Bilbao, aunque ha vivido temporalmente en Madrid y en Munich.

El autor ha hecho de la descripción y del retrato de los momentos y de las personas que le emocionaban unos valiosos compañeros de viaje. Fruto de esta relación con las palabras y sus observaciones, son los numerosos artículos que ha escrito.

En el periódico La Nación, de Buenos Aires, fueron publicados dos artículos, titulados: El reto de expresarse sin pretexto ni obligacion y Dos vidas, por lo menos.

Más sobre Agustín: Aquí.

Largando Amarras.

2 comments:

Vicent said...

A veces nos encontramos con una contradicción, luchar por nuestros intereses pero ¿contra quién? no hay contra quien luchar, aunque en los momentos en los que tenemos al enemigo claramente visible hay que hacerlo con la ley, el terror es siempre malvado, y perverso.
De todas las maneras hay guerras en las que me hubiera gustado estar del lado de uno u otro bando, por ejemplo en la segunda guerra mundial, si no fue la lucha del "bien" contra el "mal" poco faltó, yo sé que esta aseveración es muy banal y pueril, pero es que el nacismo era con su racismo cruel, su homofobia cruel y su crueldad en las ideas que también fue tomada por el estalinismo, fue verdaderamente el imperio del mal, y yo he leído a Nietzsche pero no se me escapa lo que puede llegar a ser "malo", el estalinismo que luchó contra Hitler acabó siendo menos cruel en la forma, pero tan cruel o más en el fondo. Tomar las riendas de una vida siempre es difícil, pero después de caídos los ídolos, si es el caso, después de sufrir el fuego amigo, por ejemplo, hay que saber hacer otro castillo y seguir adelante.

Bueno Isabel intentaré encontrar el libro y me despido deseándote un muy feliz verano. Hasta otro artículo, besos cariñosos de Vicent.

Isabel Laso said...

Gràcies Vicent. Encara no he trobat a tota la xarxa ningú que expressi amb tal claredat i contundència les seves idees com tu. Som molt propers. Jo també em sento radicalment contraria a l'absurd i l'irracional. M'agrada descobrir bondat i bellesa en el motor de les accions humanes, no m'agrada la maldat ni les baixes passions que fan actuar alguns...Que no sé com qualificar. Per desgràcia massa sovint, pel meu gust, hem de rebre les conseqüències dels seus actes, que no són els que nosaltres desitgem. Pobre humanitat Vicent! Sempre sotmesa i cohibida com a conseqüència de l'absurd d'alguns d'aquests humans. En fi, és un gran debat...
Et desitjo molt bon estiu Vicent...I bones lectures...Una gran abraçada!